Ordenar nuestro armario

Todos algunas vez hemos realizado la temida limpieza de armarios. Una tarea que resulta agotadora y que suele llevar mucho tiempo. Nos puede producir cansancio el ordenar, clasificar y recolocar objetos o prendas de vestir, resulta tan agotador porque en el fondo conlleva un gran esfuerzo mental e incluso emocional.
Cuando ordenamos una habitación o un armario, no estamos simplemente moviendo objetos o prendas de sitio y desechando lo viejo en desuso. Se trata de ordenar ideas, ya que nuestro subconsciente está procesando recuerdos ligados a estos objetos o prendas, reviviendo algunas situaciones y decidiendo si nos resultan útiles o no.
organiza-tu-armario

Ordenar ideas y emociones

Los objetos generalmente nos pueden evocar recuerdos, cuando decidimos guardar un objeto accesorio es porque de alguna manera seguimos vinculados a una serie de sensaciones que nos evoca, sensaciones que pueden ser tanto alegres como tristes. Pero si lo dejamos ir de alguna forma estamos dejando paso a lo nuevo. El orden es un elemento más importante de lo que muchas personas piensan.
Lo cierto es que mantener un espacio ordenado, ya sea en nuestro hogar o lugar de trabajo, es una fuente de tranquilidad y felicidad. Mantener orden en lo cotidiano facilita que también mantengamos ordenada nuestra cabeza, estableciendo relaciones más eficaces y prácticas entre pensamientos e ideas.
Hay que avanzar y dejar espacio a lo nuevo, aunque esto nos asuste. Resulta paradójico, pero lo cierto es que a único a lo que muchos temen es a un futuro que está por llegar y quizás a un presente no son (o somos) capaces de apreciar.

Dejar el pasado atrás

En determinadas circunstancias podemos obtener fuerzas del recuerdo de algunos momentos. Normalmente son circunstancias en las que necesitamos dar un paso atrás para poder coger impulso hacia delante. Por otro lado, y salvo raras excepciones, solo si somos valientes y nos despedimos del pasado con gratitud dejaremos espacio para nuevas vivencias, lo que nos permitiría aclarar y ordenar ideas, viviendo más intensamente el presente y construyendo con esperanza el futuro.

Nothing-To-Wear

Nuevas experiencias y compartir

Las cosas que ya no usamos le pueden ser de utilidad a alguien más, compartir una prenda o algún objeto que ya no nos queda con alguien que le pueda servir te ayudará no solo a tener tu armario limpio y ordenado, también te ayudará proporcionarle a alguien la posibilidad de utilizarlo.
En “De La Mano Hacemos Más” organizamos constantemente brigadas de venta de ropa para que las personas que les sirva la puedan adquirir a un bajo costo.

Fuente: La mente es maravillosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *