Marielle Arroyo hace arte que endulza los corazones

 marielle-1Marielle Arroyo, como muchas otras mujeres de Huixquilucan, es entregada a su familia, su oficio y a sus sueños. La pastelería ha sido desde su infancia su gran pasión. Para poder llevar su negocio y el cuidado de su familia, Marielle sacrifica horas de descanso para cumplir sus encargos. Uno de sus pedidos más comunes es el pastel de zanahoria, receta que heredó de su abuela, quien fue su mentora en cuestiones culinarias. De pequeña, Marielle visitaba a la abuela y con el afán de convivir con ella se adentraba en su cocina –donde solía pasar horas- y le ayudaba en lo que podía. Poco a poco, la abuela le fue heredando sus secretos y el gusto por la cocina y la repostería. El esmero en sus recetas, complace a paladares exigentes. Marielle coloca en la cima de prioridades a su familia sin que eso le impida seguir avanzando en su oficio y seguir entregando productos de alta calidad como el fondant de almendras, muy socorrido por su textura y sabor

marielle-2

La repostería le permitió desarrollar otra de sus habilidades: Saber cobrar. Siendo muy pequeña, preparaba galletas y las vendía con sus compañeros, cuando éstos no tenían para pagarle, Marielle “fiaba” las galletas bajo la advertencia que al día siguiente cobraría el doble ”por concepto de interés”. En caso de ser necesario, Marielle sacaba de clases a sus compañeros de escuela para cobrar los pendientes generados por la venta de sus galletas.

Ama a su hija y admite que le gustaría que ella siguiera sus pasos, pero no es algo que le obstine y pone por encima de cualquier cosa el deseo de apoyarles en aquello que les apasione.

Le gustaría montar un negocio en forma, pero es un sueño que se reserva para algunos años adelante, cuando su familia tenga mayor edad y eso les permita enfocarse en sus actividades con cierta independencia.

Para contactar a Marielle, puedes buscar su página de Facebook como el pastel de Felippa

6 thoughts on “Marielle Arroyo hace arte que endulza los corazones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *